junio 10, 2016

Ideales

Como piedras angulares del Club de Conquistadores, los ideales son el fundamento de todo el programa. Son metas de excelencia para los menores y adolescentes, y ayudan a las mentes en formación a encontrarle sentido a la vida. Vivir los ideales cada día hará que la persona no sea tan solo un buen Conquistador o un excelente líder, sino que también un buen ciudadano del cielo. Preciosas verdades y nuestra mayor esperanza, el regreso de Jesús, están contenidas en estos ideales. Cada miembro del Club debe tenerlos grabados en su mente y en su corazón. Los ideales deben recitarse en todas las reuniones y actividades especiales. La posición de los Conquistadores en el momento de recitarlos se indica en el Reglamento de Uniformes del Ministerio de Conquistadores de la División Sudamericana. En programas especiales o cultos en la iglesia, se deben llevar copias impresas o proyectar los ideales para que toda la congregación pueda acompañarlos.

VOTO

“Por la gracia de Dios seré puro, bondadoso

y leal, guardaré la ley del Conquistador. Seré

siervo de Dios y amigo de todos.”

 
  1.  Por la gracia de Dios: Solo cuando confiamos en Dios, él nos puede ayudar, y podemos cumplir su voluntad.
  2. Seré puro: ocuparé mi mente con lo que es correcto y verdadero, y pasaré el tiempo en actividades que edifiquen un carácter fuerte y puro.
  3. Bondadoso: tendré consideración y seré bondadoso, no solo con mis amigos, sino también con toda la creación de Dios.
  4. Leal: Seré honesto e íntegro en el estudio, el trabajo, los juegos, y siempre haré lo mejor.
  5. Guardaré la Ley del Conquistador: trataré de entender el significado de la Ley y me empeñaré para vivir en conformidad con su espíritu, entendiendo que la obediencia de la misma es esencial en toda organización .
  6. Seré siervo de Dios: en todo lo que fuere llamado hacer, prometo servir a Dios como el primero, el último y el mejor.
  7. Amigo de todos: viviré para ser una bendición para los demás, y haré con ellos lo que me gustaría que hicieran conmigo.

LEY

“Observar la devoción matutina;

Cumplir fielmente con la parte que me corresponde;

Cuidar mi cuerpo;

Tener una conciencia limpia;

Ser cortés y obediente;

Andar con reverencia en la casa de Dios;

Tener una canción en el corazón;

Ir donde Dios me mande.”

  1. Guardaré la Ley de los Conquistadores: intentaré entender el significado de la Ley y me empeñaré para vivir de acuerdo con ella, entendiendo que la obediencia de la ley es esencial en toda organización.
  2. Observar la devoción matutina: cada día, antes de hacer todas mis tareas, dedicaré tiempo para mi devoción personal.
  3. Cumplir fielmente con la parte que me corresponde: por el poder de Dios, ayudaré a los otros y cumpliré mi deber de forma honesta, independientemente de lo que haga.
  4. Cuidar mi cuerpo: seré temperante en todo y me empeñaré por tener un buen estado físico.
  5. Tener una conciencia limpia: no mentiré, engañaré y no participaré de conversaciones impuras ni perderé tiempo con malos pensamientos.
  6. Ser cortés y obediente: seré bondadoso con los otros, reflejando el amor de Jesús en todas mis relaciones.
  7. Andar con reverencia en la casa de Dios: en todos los momentos devocionales seré reverente para obtener los beneficios de estar en la presencia especial de Dios. Respetaré el templo como la casa de Dios.
  8. Tener una canción en el corazón: siempre seré alegre, buscaré el lado positivo de la vida y permitiré que la influencia de mi vida sea un rayo de sol para otras personas.
  9. Ir donde Dios mande: cumpliré toda la voluntad de Dios para mi vida, independientemente de donde esté o a dónde me llame.

BLANCO

“El mensaje del advenimiento a todo el

mundo en mi generación.”

El blanco del Club de Conquistadores es llevar a cada menor y adolescente a los pies de Jesús, con la finalidad de verlo regresar e ir a vivir con él eternamente en las mansiones celestiales. El blanco de los Conquistadores es el mensaje de sa lvación de Jesucristo en cada mente y corazón de cada ser humano en toda tribu, lengua y pueblo (Apocalipsis 14:5-14), porque sabemos que solamente cuando el mensaje llegue a cada oído entonces vendrá el fin de todas las cosas y la redención final.

LEMA

“El amor de Cristo me motiva.”

Amarlo porque él nos amó primero. Este lema debe motivar la caminata del Conquistador y de los líderes aquí en esta Tierra. Jesús hizo todo por los seres humanos en la cruz, y ese amor debe motivar la obediencia y el servicio cristiano de cada persona. El Club de Conquistadores solo tendrá éxito en esta Tierra cuando sea verdaderamente tocado por este amor sin igual, amor que fue dado de “tal manera” que el propio Hijo Unigénito de Dios vino a esta Tierra a dar “salvación a todos los que en él creen”.

PROPÓSITO

“Los jóvenes por los jóvenes,

los jóvenes por la iglesia

y los jóvenes por sus semejantes.”

El propósito del Club, en primer lugar, es la salvación, y consecuentemente, el servicio (blanco), motivados por el amor abnegado de Jesús al morir por cada uno (lema). El propósito del Ministerio de Conquistadores es trabajar por el amor fraternal y sincero, por la obra de la iglesia y por el prójimo, atendiendo sus necesidades y mostrando el Evangelio de salvación de Cristo Jesús.

OBJETIVO

“Salvar del pecado y guiar en el servicio”

El objetivo del Club de Conquistadores es guiar a cada miembro a la salvación e incentivarlo a ser útil a sí mismo, a las personas que lo rodean y a la sociedad como un todo. El objetivo del Club de Conquistadores debe guiar cada actividad y cada programa del mismo, y debe ser fiel a nuestros propósitos de mostrar al mundo el mensaje de Jesús nuestro Salvador, y su plan para redimir a la humanidad.

VOTO DE FIDELIDAD A LA BIBLIA

“Prometo fidelidad a la Biblia, a su

mensaje de un Salvador crucificado,

resucitado y listo a venir, dador de vida

y libertad a los que creen en él.”

La Palabra de Dios es la única regla de fe y práctica. Conocer el mensaje de Dios a través de las páginas de las Sagradas Escrituras debe ser uno de los objetivos primordiales del Club de Conquistadores. So lamente es posible conocer la voluntad de Dios a través de la Biblia. Los Conquistadores deben aprender desde pequeños a ser fieles a ella, al mensaje de Jesús y de la salvación que él proporciona.

HIMNO

“Conquistadores somos

los siervos del buen Señor;

adelante vamos ya,

luchando bien con gran valor.

Salgamos a proclamar

las nuevas de salvación;

Jesús va a llevarnos pronto

a su real mansión.”

En Mayo de 1949 el Pr. Henry Bergh manejaba su auto por una calle y pensaba en un canto para los Conquistadores. Después, vinieron a su mente algunas palabras. Paró el auto y las escribió. Continuó con el viaje y comenzó a pensar en la melodía, aunque no era músico. Pero según sus propias palabras, ―Dios le dio el canto‖. Al llegar a casa compartió el himno con su esposa quien se sentó en el piano y comenzó a tocar y cantar. Más tarde, el himno fue llevado a la junta de música de los Heraldos del Rey sin ninguna alteración. El Himno de los Conquistadores fue oficializado en 1952. El Himno debe cantarse en todas las reuniones y programas especiales del Club, todos deben estar en posición firme. Se puede cantar con o sin acompañamiento de instrumentos o playback, pero es interesante incentivar a los Conquistadores que tocan algún instrumento para que lo sepan.